Aventuras acuáticas

AVENTURAS ACUATICASPara pasarla bien en el lago San Pablo, al sur de Ibarra y de Otavalo, la primera recomendación es lanzarse al agua.
¡Sí, lanzarse al agua! Si está muy fría, puede gritar “achachaiii”, como es la costumbre local cuando las sensaciones gélidas golpean la piel.
Tras haber superado el shock térmico, llega la hora de ponerse las botas empotradas a la tabla de wakeboard (esto se hace boca arriba dentro del agua), para luego sostener la larga cuerda con los brazos estirados, pero dejándolos ligeramente flexionados como queriendo abrazar las piernas, que lucen arrodilladas y listas para iniciar carrera acuática.

Ahora nos llenamos de audacia para hacerle la señal al conductor del bote que a, unos cinco metros de distancia, enciende el motor para comenzar la parte difícil de la experiencia: la embarcación nos hala, por lo que debemos sostener la cuerda con fuerza para intentar ponernos de pie al subir la cadera. Esa es toda la maniobra que debería convertirnos -después de tres, cuatro o cinco intentos fallidos en que todo novato suele terminar estrellado en el agua- en conquistadores del lago
El lago San Pablo puede ser considerado el gran destino turístico de aventura en la Sierra norte del país. Para comprobarlo llegamos a la hostería Cabañas del Lago, en la orilla noroeste de este cuerpo de agua, en donde encontramos una muy completa marina con diversas facilidades para que los turista puedan aprovecharlo gota a gota, para gozarlo carcajada a carcajada.
Es así. El lago San Pablo tiene la facultad de provocar alegrías muy expresivas al usarlo como escenario de paseos kayak, motos de agua, esquí acuático, wakeboard, burbuja y bote a motor, entre otras opciones.
Claro que hay otras disciplinas más sencillas que otras. El paseo en Kayak solo demanda de remar con paciencia, permitiendo un avanzar lento que resulta relajante.
La moto acuática nos regala una ruta más agitada que abre surcos de adrenalina en la superficie del lago. Aunque muchas familias prefieren realizar pausados paseos en bote, también ofrecidos por el Parque Acuático de la cercana comuna Araque, a unos 250 metros al sur de Cabañas del Lago, y por la hostería Puertolago, en la orilla opuesta, por la vía Panamericana.
Los botes parten desde el renovado muelle turístico que opera desde junio anterior a orillas de la laguna de Yahuarcocha, junto a Ibarra.Otro escenario de diversiones acuáticas reposa en la laguna de Yahuarcocha, junto a Ibarra, donde dragones, tortugas, ranas, patos y delfines de fibra de vidrio toman la forma de pequeños botes que es posible arrendar.
Al realizar este recorrido notamos la presencia de parapentes que se han tomado el cielo para extender la aventura hasta el aire.
El vuelo luce como un paseo complementario a la gran experiencia de gozar los lagos de Imbabura, como el de San Pablo, porque nada reemplaza a la emoción que fluye al intentar esquiar tras lanzarse al agua con un “achachaiii” gritado a todo pulmón.
La belleza de los espejos de agua de Imbabura invita a la contemplación…pero también a la diversión absoluta visítanos.
Anuncios
Categorías: Deportes extremos | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: