Cuyabeno, la magia de la amazonia

 
CuyabenoEl Cuyabeno paraíso tropical de bosques amazónicos; surcados de ríos y en medio de los cuales se esconden mágicas lagunas, este es un universo de verdor y agua cargado de vida.
Para llegar a Cuyabeno se debe viajar hasta la provincia de Sucumbíos y a 1 hora y 30 minutos desde la ciudad de Lago Agrio se encuentra el puente sobre el río Cuyabeno y junto a este una estación de control que marca la entrada principal a la Reserva de Producción de Fauna.

Desde ahí un viaje en canoa de más de dos horas hasta las lagunas del Cuyabeno; hogar de una de las más grandes concentraciones de la vida salvaje, tanto en flora como en fauna. Un complejo sistema de formaciones lluviosas, 13 lagunas, ríos y un bosque tropical que hacen de las 603.000 hectáreas un récord en cuanto a los más altos niveles de biodiversidad en el mundo.
Adentrarse en el bosque y sentirlo a plenitud es una experiencia inolvidable; un encuentro con la vida en su más puro estado.
En medio de esta verde exuberancia vegetal hay mucho por descubrir, minúsculos de encanto de la vida animal expresados en miles de escondidas formas, tantas desde el liviano vuelo de las mariposas, pasando por el apresurado e incesante marchar de las hormigas hasta el ágil y travieso trepar de los monos, hay quien dice que aquí hay más ojos que hojas.
Avistar caimanes a la luz del día es un verdadero espectáculo ya que son cazadores nocturnos, pero a unos parece que se les olvidan sus hábitos, los caimanes son predadores de los ríos amazónicos. Tan antiguos como los dinosaurios los caimanes se alimentan principalmente de peces y caracoles.
El caimán comparte las riberas de la laguna con algunas criaturas que están en serio peligro de extinción.
En la bocana del río Cuyabeno como jugando a esconderse entre los árboles que brotan del agua sobresale la figura de un esquivo animal de leyenda el mítico delfín rosado aparecen a ratos fugases, lo suficiente como para demostrarnos que son reales, al igual que las boas y las anacondas seres míticos que encarnan el espíritu sagrado del agua en la cosmovisión amazónica
Tras la puesta de sol despierta junto a la luna un nuevo y muy distinto universo animal; espacio donde la vista deja de ser el más fiable sentido. La naturaleza es una experiencia fascinante, pero para quien sufre de aracnofobia puede ser terrible y en vez de estarlo buscando con los ojos, se los busca con el oído.
Cuyabeno es más que una vida silvestre, es también cultura; es la milenaria cultura de los Siona, Secoya, Cofán, Kichwa y Shuar pueblos indígenas amazónicos que viven en la reserva.
La amazonia a través de los siglos ha cautivado a los viajeros.  
Zambullirse en las oscuras aguas de la laguna e intentar tocar su misterioso fondo, se cree que el lodo que se encuentra en el fondo del piso de la laguna contiene propiedades curativas para la piel, y si bien llegar a él involucra bucear entre pirañas, delfines y caimanes a más de cinco metros de profundidad hay experiencias que se tienen que hacer por mas locas que parezcan y es que solo se vive una vez.
Si a usted le gustan los monos de todos los colores y tamaños de ojos, las anacondas de más de cinco metros y no le temen a los peligrosos caimanes; entonces el Cuyabeno es su lugar, póngase las botas y agarre su linterna porque los más increíbles insectos y arañas esperan por usted.
Anuncios
Categorías: Oriente | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: